martes, 2 de octubre de 2018

¿Qué le pasa al precio del cobre hoy?


Hace cosa de 9 meses escribí una entrada sobre las materias primas, entre las cuales el cobre.

Lo que son las cosas.

Justo ese día la cotización del cobre estaba cerca de 3.3 y visto el mercado alcista hasta el momento todo parecía que el mismo debería continuar.

comprar cobre 2018


De hecho, comenté que no nos debería extrañar que el precio se fuera hasta los 4.

Pues bien, como muchas veces nos demuestran las materias primas, casi que lo mejor que podemos hacer cuando el precio se va en una dirección es entrar en la dirección contraria. Justo eso que conocemos por: ir a la contra; y que tan difícil de aplicar es.

Al final resultó que esos 3.3 fueron el máximo del mercado y después de ello el precio comenzó a zozobrar, hasta llegado el verano, cuando el precio del cobre tuvo una caída en toda regla, alcanzando el 25% desde máximos.


Con esta caída del cobre se nos presentan dos escenarios:


Escenario alcista


Que la misma no sea sino una fuerte corrección del mercado alcista iniciado en el 2016 y que por ello estaríamos en un momento estupendo para comprar, como nos muestra el MACD semanal, con la ruptura de “señal alcista” de hace un par de semanas.

Por lo tanto, tocaría realizar operaciones al alza, o comprar valores relacionados con minería de cobre.

Escenario bajista


Al contrario, si nos vamos al precio del cobre desde el 2011, aún podemos decir que nos encontramos en un mercado secular bajista, siendo el avance del 2016 al 2017 un fuerte rebote que ahora ha de resumir su dirección a la baja, con objetivos por debajo de los 2 dólares más adelante.

invertir en cobre 2018


Como siempre con el análisis técnico, un indicador como el RSI semanal nos da fuerte divergencia bajista con máximos y mínimos descendientes y “diciéndonos” que la cosa es posible que baje.

¿Complicado no?

Si tuviéramos que añadir datos fundamentales, por un lado el petróleo sigue subiendo, o intentándolo al menos.

Mientras que el precio del oro continúa totalmente deprimido, aunque muchas mineras están subiendo en los últimos días (dato curioso).

Además, no cabe duda de que en una posible recesión, de la que tantos hablan, la presión sería deflacionaria, al menos para las materias primas, por lo que creo que llegado el caso el cobre bajaría de manera fuerte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares